Diagnóstico Asistido de TIC

Consiste en la realización de un análisis personalizado y exhaustivo del nivel de digitalización de la empresa y de sus posibilidades de mejora mediante el estudio de su cadena de valor, que permite conocer el esquema y situación del nivel de competitividad de la misma en su entorno económico y de mercado, así como identificar sus necesidades tecnológicas (alineadas con sus necesidades estratégicas y operativas). 

En base a estas necesidades y a la identificación de las áreas estratégicas donde las TIC pueden convertirse en oportunidades de mejora de la competitividad, tanto a nivel interno,  (procesos, información y personas), como a nivel externo (relaciones con clientes, proveedores y colaboradores), se realizará una serie de recomendaciones de implantación de soluciones, pertenecientes tres líneas de actuación: utilización de las TIC para la gestión empresarial y mejora de la competitividad, Comercio Electrónico y Marketing Digital. 

En esta fase, el Programa cuenta con una red de Asesores Tecnológicos, pertenecientes a las Cámaras, especializados y formados en la metodología del mismo, que constituyen un pilar esencial, ya que dinamizan y apoyan el desarrollo del mismo y serán el referente o soporte de las empresas destinatarias a nivel local.

Los objetivos del Diagnóstico son los siguientes:

  • Análisis del contexto de la empresa e identificación de áreas estratégicas donde las TIC pueden convertirse en oportunidades de mejora de la competitividad.
  • Análisis del grado de aprovechamiento de las TIC que realiza actualmente la empresa, identificación de aspectos de mejora y recomendaciones asociadas.
  • Priorización de procesos en los que deben ser incorporadas las TIC, en función de las necesidades y capacidad de absorción de la empresa de las posibles soluciones a incorporar (madurez digital).
  • Propuesta de proyectos a abordar, con identificación de los beneficios para la empresa.
  • Propuestas de acciones de capacitación en las áreas de tecnología e innovación para la mejora del proceso de implantación de las soluciones tecnológicas recomendadas.